martes, 7 de septiembre de 2010

Noche agria

Sedada por el ardor del filo
Se tatúan mis realidades algo extrañas,
En la oscuridad de mi habitación
Se pierde la voz en el eco de una nota
Mi realidad se concentra
En el dolor… de mí estomago
Perdida en nieblas
Aislada de mis sentidos
Ilusiones derrotadas y encadenadas
A las alas del Ángel que hoy no está…
Se arrastran las lágrimas
Y el piano suena en el fondo
Es esta mi sentencia
El llanto, el dolor, mi sangre…

1 comentario:

  1. Tu sonrisa es pesadilla.
    Su aullido, alabanza.
    El encanto, vil mentira.
    Tu eco, bocanada.

    ResponderEliminar