viernes, 3 de septiembre de 2010

viviendo el ayer


Recuerdo cuando tus labios pronunciaban mi nombre
Era de manera tan sutil, tan elegante…
Que me estremecías sin tocarme…
Recuerdo cuando alistabas tu brazo para beber de tu sangre
De esa que siempre desee tener el sabor…
En mi boca se ahogan mis lágrimas del ayer
Se ahoga tu voz y se sumerge en mis miedos
Sera que los fantasmas del pasado me atormentan
O será que enfrentarme con ellos es el peor de mis miedos
Quizá más que mi miedo mismo al sexo…
Lo fantasmas que suelen visitarme
Suelen ser más amigos que enemigos
Son como una fotografía del pasado.

Ya comienzan a sonar las campanadas
Anunciando mi séptima muerte…
Regresar a la primera o asumir una octava?
Un avance o un retroceso
En el principio o en el fin de la historia
De donde se mire
La podredumbre de mis pensamientos,
De una mente enfermiza…
Mis sentimientos ensangrentados…
Matarte fue tan fácil…
Olvidarte es tan difícil…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada